Calordom instaló la primera caldera de biomasa de Madrid que sustituía a una de carbón

La caldera de biomasa instalada Fue en el año 2002, en el edificio de la comunidad de vecinos de la calle Pedro Muguruza, 1.

La caldera:

En aquella ocasión, se instaló una caldera LASIAN HKN 280 de 326 kW (fabricada en España) que es de tipo parrilla en cascada y donde el combustible es quemado con el aire inyectado. El rendimiento real de esta caldera varía entre 86-91 %.

El suministro de biomasa:

Calordom, también se hizo cargo del suministro de combustible así como del mantenimiento de las instalaciones.

El combustible utilizado fue biomasa de hueso de aceituna; un combustible natural, ecológico y de origen no fósil. Es una fuente de energía inagotable, fácilmente almacenable, de bajo coste y que no altera el equilibrio de la atmósfera.

Detalle de las instalacionesEl consumo para los meses de calefacción (de noviembre a abril) es de 80 t/año de hueso de aceituna. En las instalaciones más modernas existe un medidor volumétrico en el silo de almacenamiento, de forma que avisa cuando la capacidad de combustible almacenado es inferior a 1/3.

El combustible se transporta mediante un tornillo sinfín desde el silo hasta la tolva, compuesta por motoreductor, tubo espiral incluida boca de entrada y salida.

Edificio de la calle Pedro Muguruza 1Y todo se aprovecha: aproximadamente por cada tonelada de hueso de aceituna quemado, se generan 100 g de ceniza, lo que supone para esta instalación unos 2,5 dm3 al mes, que los vecinos utilizan como abono para sus plantas.

El mantenimiento:

El control de todo el sistema se realiza de forma automática excepto la puesta en marcha y extracción de cenizas.
Mensualmente se realiza una medición de los parámetros de funcionamiento de la instalación (temperaturas, rendimiento y gases).

Beneficios de este tipo de instalaciones:

  • El uso de biomasa como combustible supone un ciclo neutro en la atmósfera, no contabilizándose las emisiones de CO2 en su quemado.
  • El ahorro energético: de aproximadamente un 30 %.
  • El calor suministrado es muy constante.
  • La seguridad: la posibilidad de explosión es prácticamente nula
  • España es un gran productor de aceite por lo que el suministro de este tipo de biomasa está totalmente asegurado.
  • La biomasa es un 50% más barata que el gasóleo y el gas y un 35% más barata que el carbón.

El proyecto supuso una inversión total de 42.071€ (IVA no incluido) de los que el ayuntamiento de Madrid subvencionó el 22% (9.256€).

Fuente:

Fenercom: Publicaciones: Proyectos emblemáticos