Biomasa: solución contra la crisis energética.

El Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó el nuevo Plan de ahorro y eficiencia energética que intenta hacer frente a la actual crisis energética provocada por la gravísima situación en la que se encuentran los países abastecedores de petróleo. Entre las medidas más destacadas se encuentra el:

Fomento del uso de la biomasa para usos térmicos en edificios mediante dos acciones:
1. Sustitución de calderas en los edificios de las Administraciones públicas mediante la ampliación del actual Plan de empresas de servicios energéticos, subvencionando a fondo perdido un 15 por 100 del coste de estas actuaciones.
2. Ampliación de la línea de ayudas del Plan Renove de calderas de alto rendimiento energético que tiene en marcha el IDAE para alcanzar mil MW de potencia instalada.

Fuente: Consejo de ministros

Esta medida, entre otras, pretende frenar el impacto de la crisis que ya ha hecho activar el nivel uno de alerta del plan de tres niveles elaborado por el gobierno, siguiendo las recomendaciones de la Agencia Internacional de la Energía:

  1. Inestabilidad en los mercados sin problemas de suministro.
  2. Interrupciones temporales del suministro y desbalances entre la oferta y la demanda.
  3. Graves problemas de suministro.

aceitunasAunque el nivel tres queda aún muy lejos, todos los actores coinciden en la necesidad de adoptar medidas que fomenten el ahorro y la independencia energética, utilizando combustibles autóctonos, más baratos y limpios para el medio ambiente.

La biomasa residual seca procedente de industria alimentaria o maderera goza del beneplácito de productores, organismos oficiales y organizaciones ecologistas, sería el caso de las cáscaras de frutos secos o el hueso de aceituna, residuos que se producen generosamente en España:

  • Tienen pues un carácter local sin necesidad de grandes esfuerzos para su transporte.
  • Fomentan la independencia energética de nuestro país
  • Sólo precisan un sencillo proceso de secado y triturado para su uso como combustible.

La biomasa se consolida así, como la alternativa para un futuro que ya es presente.

Más información acerca de la biomasa en :