Paremos la contaminación en Madrid

stop co2Madrid es una de las capitales europeas más contaminadas: a pesar de los esfuerzos del Ayuntamiento por reducir los niveles en las estaciones medidoras -actuaciones que no han estado exentas de polémica- los niveles de CO2 y otros agentes contaminantes, como el dióxido de Nitrógeno, superan en algunos casos los niveles recomendados por la OMS. Esta situación se extiende no sólo por la capital sino también por los pueblos de la Comunidad.

Todas las fuentes consultadas coinciden en señalar al tráfico como la principal causa de contaminación atmosférica en la región: acelerones, velocidad excesiva y un uso abusivo y insostenible del automóvil están llevando a una situación límite a zonas de Madrid como la M-30 o el Paseo de Recoletos.

Pero no sólo el tráfico es el culpable; y es que noviembre es el mes en que tradicionalmente se lleva a cabo el encendido de las calefacciones centrales en Madrid y, si bien muchas comunidades de propietarios, han optado ya por soluciones menos contaminantes para sus calderas de calefacción central, son muchos aún los vecinos que mantienen sus antiguas calderas de carbón en perjuicio de la calidad del aire que respiramos y de la propia eficiencia energética de sus instalaciones en muchos casos obsoletas y defectuosas.

stop co2

Así las cosas ¿qué podemos hacer para mejorar en lo posible esta situación? por supuesto hacer un uso sostenible de nuestro vehículo, utilizando el transporte público siempre que sea posible y conducir de manera responsable, pero también no es menos importante tomar decisiones acerca de las fuentes de energía que dan calor a nuestros hogares. Se hace pues prioritario adoptar fuentes de energía menos contaminantes; cambiando las calderas de carbón por otras de gas natural o, mejor aún, de biomasa residual de huesos de aceituna.