El País – Calentitos, pero sin derrochar

El frío llega de un día para otro y hay que empezar a pensar en calefacción.

La electricidad y el gas suben constantemente y aumentar solo en un grado la temperatura se traduce en un incremento del 7%, indica el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Por todo ello la biomasa, supone una alternativa de cambio muy importante a considerar por su bajo coste en comparación con los combustibles fósiles convencionables, hasta un 60% menos a igualdad de poder calorífico.

Muchas comunidades de vecinos se plantean el cambio de la vieja caldera de gasóleo por una de biomasa, señala Juan Manuel cabello de Calordom para el periódico «El País»

Haz clíck para acceder a la noticia integra